Mucho se ha hablado y se ha investigado sobre los orgasmos. Que si son clitoridianos, que si son vaginales, que si hay varios tipos, que si en realidad sólo existe uno….
Hay muchas investigaciones al respecto y yo , como mujer me pregunto: señoras y señores investigadores/as,¿porqué no dejan de excrutarlo y analizarlo todo y me dejan tener mis orgasmos en paz?
qué más me da a mi si son vaginales o clitoridianos o ambas cosas o ninguna, lo único que a mi me interesa es poder disfrutar de mi sexualidad plenamente venga de donde venga la fuente del placer.
Mi cuerpo, que dicho sea de paso ,es sabio  sabe cómo reaccionar si le dejo.
Lo único que necesito cuando quiero entrar en com-unión con otra persona es dejarme llevar por las sensaciones que se producen en mi cuerpo y en mi ser en ese sagrado momento.
Cuando una mujer quiere entrar en la intimidad de su templo, ya sea sola o acompañada, lo único que desea es dejarse sentir y llegar a lo más profundo de su ser para fundirse con el universo.
En ese momento da igual hasta el orgasmo. Si llegas bien y si no tambien.
Nos bombardean todo el tiempo con que para tener una buena relación sexual es necesario llegar al orgasmo y yo como mujer y como psicóloga te digo que no. No es necesario llegar al orgasmo para tener una relación sexual “buena”, cuando por buena entendemos placentera. Las relaciones sexuales son mucho más que llegar al orgasmo.
La presión a la que somos sometidas las personas al respecto es muy grande y se nos queda grabado en el inconsciente tras años de escuchar y de leer lo mismo.
¿Quien no ha oído que la mejor relación es aquella en la que se llega al orgasmo y si los dos llegamos juntos mejor? Esto, a veces sucede y a veces no.
No es que esté en contra de los orgasmos, ¡no!, me encantan, lo que no me gusta es la presión que se ejerce sobre las mujeres (y los hombres) para que lleguemos al orgasmo a como de lugar y cuando no es así nos sentimos frustradas y frustrados y nuestras relaciones sexuales se convierten en un viaje hacia la espeleología desproveyendo al encuentro amoroso de lo más vital el deleite.
Por eso te invito a que experimentes con tu cuerpo y con tus orgasmos y los sientas por ti misma (vengan de donde vengan), a que te deleites en la intimidad sola o acompañada y a que te quites de la cabeza toda la presión, simplemente escucha tu cuerpo y déjate sentir. tu cuerpo siempre habla, sólo tienes que para la mente para escucharlo.
Disfruta , siéntete jugosa y exuberante, hazte amiga del Deleite y goza.
Tu decides.
Tu orgasmo es tuyo
 amor sanador
Mamen Gómez
Psicóloga 
 
Más información en mamengomez11@gmail.com