Hola, me llamo Mamen Gómez, tengo 44 años y soy madre de un preadolescente. Llevo muchos años trabajando con mujeres y caminando con ellas el sendero del empoderamiento y de  la sanación.
Cada una de las mujeres con las que he trabajado tenía un problema específico, pero todas ellas tenían un denominador común: la necesidad de ser dueñas de sus vidas y de dejar de enfermar por dolor.
Como soy una mujer inquieta y activa, a lo largo de estos años me he ido formando e investigando sobre lo que nos enferma a las mujeres y me he dado cuenta de que lo que nos enferma es la falta de amor. La falta de amor hacia nosotras mismas.
Esta falta de amor viene de diferentes lugares de nuestra historia personal, pero está muy condicionada por la cultura patriarcal en la que hemos crecido y en la que seguimos viviendo.
Mi lucha es ayudar a las mujeres (y a mí la primera, porque aquí no estamos exentas ninguna) a empoderarse, pero a empoderarse desde lo femenino, desde esas cualidades femeninas poderosas que durante tanto tiempo nos han hecho entender, a hombres y mujeres, que son inferiores a las cualidades masculinas. El patriarcado es una cultura que fomenta la polaridad jerarquizada, divide en masculino y femenino en el que lo masculino es superior a lo femenino, es decir, es mejor ser activo que receptivo, competitivo que cooperativo, la mente que la emoción….
Para mí es importante visibilizar lo que el patriarcado nos hace a las mujeres ( teniendo en cuenta que los hombres tambien son condicionados en su polaridad) porque sólo así podemos empezar a hacer cambios en nuestra estructura mental y en el inconsciente colectivo.
Partimos por tanto de una cultura que , actualmente está en lucha por la igualdad, pero que de base no la ofrece y esta desigualdad se transforma en muchos ámbitos en violencia hacia las mujeres, lo que se llama violencia de género.
 La violencia de género es una violencia que padecemos todas las mujeres.Sí, has leído bien,todas las mujeres. Tu, yo, tu amiga, tu madre, tu vecina, tu hija… TODAS. Porque todas hemos crecido en esta cultura patriarcal. Puede que no te haya llegado muy de cerca el tipo de violencia que más se conoce, pero seguro que en muchos momentos de tu vida te has sentido agredida como mujer por el simple hecho de serlo.
La violencia de género no es exclusiva de las relaciones de pareja, se da también en el trabajo, en los medios de comunicación, en la educación , en la sanidad, en la atención a los partos deshumanizados…..
La violencia en la pareja no es más que un reflejo de esta cultura dual jerarquizada y es ejercida sobre nosotras de diferentes maneras.
Cuando pensamos en violencia de género, la imagen que nos viene a la mente es la de una mujer agredida físicamente por su pareja. Pero esto no es más que un tipo de violencia, existen muchas maneras de sufrir violencia de género.
En este blog hablaremos sobre estas diferentes formas de violencia sobre las mujeres y sobre qué es lo que podemos hacer cada una de nosotras para irnos empoderando frente al maltrato de la cultura patriarcal y frente al maltrato en la pareja.

ar!.